Recomendación Fic: The Carpet Crawlers

Siguiendo con el tema de las recomendaciones, retomo la mini sección de recomendación fic, aunque en esta ocasión no seguiré el formato habitual ya que esta historia es tan única que amerita una forma diferente para describirla.

Les daré todos mis sueños, si me ayudasen,
A encontrar una puerta
Que no me traiga de vuelta otra vez
Sáquenme de aquí…

Seamos sinceros, el fandom pokemon está jodido en muchos sentidos. Por un lado tenemos un universo muy rico lleno de criaturas fantásticas conviven en paz y armonía con la humanidad y que, solamente a su lado, ellos y nosotros podemos crecer física y espiritualmente; infinidad de personajes tanto de los juegos, manga y anime con personalidad aunque poco desarrollada pero sí bien definida que nos deja jugar con ellas y donde parece que las limitantes radican en la falta de visión de quien desee adentrarse en este mundo… y precisamente eso pasa ya que casi todo el fanfiction parece limitarse a dos trillados aspectos: fanfics shipperos de Ash x Misty/May/Dawn porque hasta eso a Iris ni quien la pele y, por otro, los self-inserts de “las aventuras de fulanito en el mundo pokemon” acá “una descripción personal de como me pasé la edición tal”. Todo lo que salga de eso ya se lo considera original. Qué triste.

Más aún, querer darle una visión adulta casi siempre termina en una desastrosa mezcla de gore y un angst melodramático que pondría orgullosos a los guionistas de Elfen Lied y algunas veces las historias terminan siendo tan cliché que es difícil no pensar que se han convertido en una especia de parodia de una película serie B.

Y en ese panorama, surge un fanfic que rompe con los esquemas de lo común porque al igual que la canción de la toma su nombre, abre las puertas a un viaje a lo más recóndito de la esencia humana.

Sigue leyendo

Anuncios

In memoriam – Takeshi Shudo

La muerte no nos roba los seres amados. Al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo.

Al paso de los años, Pokemon ha ido ganando y perdiendo varias cosas, y hace un año perdió la fundamental.

Takeshi Shudo nació un 18 de agosto de 1949, estudió en la universidad de Tokyo y trabajó como guionista para diversas producciones de anime y películas, varias de ellas importantes como lo es los Estudios Ghibli. Y no es para menos, ya que su participación ha sido bastante destacada por hacer que el espectador tome un rol activo meditando las tramas y el contenido, muestra de ello son las alegorías en Martian Successor Nadesico sobre el mundo otaku, o el final tan particular de Las Aventuras de Gigi.

Pero nosotros lo conocimos –directa o indirectamente– por ser uno de los principales guionistas de Pokemon; en realidad, fue mucho más que un escritor ya que, como líder y supervisor del área de escritores hasta mediados de Jotho, sentó las bases de la serie que conocemos hoy día (o al menos antes de Best Wishes).

Como escritor, se encargó de los siguientes episodios, según la lista publicada en IMDB:

Pokémon, I Choose You! (8 September 1998)
Pokémon Emergency! (9 September 1998)
The School of Hard Knocks (18 September 1998)
Mystery at the Lighthouse (24 September 1998)
Island of the Giant Pokémon (30 September 1998)
The Ghost of Maiden's Peak (2 October 1998)
Dig Those Diglett (19 October 1998)
Make Room for Gloom (4 October 1999)
Go West Young Meowth (9 October 1999)
Charizard's Burning Ambitions (3 February 2001)
The Light Fantastic (15 December 2001)
The Art of Pokémon (6 April 2002)
Right On, Rhydon! (22 June 2002)
The Joy of Water Pokémon (24 August 2002)
Plant It Now... Diglett Later (9 November 2002)
Dues and Don'ts (25 January 2003)
Xatu the Future (8 February 2003)
Enlighten Up! (26 April 2003)

Como ya mencione, más allá de los guiones, Shudo dotó a la serie de un simbolismo que rebasaba el objetivo comercial de “atrápalos a todos” y de haber tenido el control total sobre la producción hubiésemos podido disfrutar de un anime con una trama bien establecida, personajes maduros, momentos llenos de adrenalina y posiblemente un final que hubiese hecho de Pokemon una serie de culto.

Entre otras cosas, escribió el guión de las tres primeras películas de pokemon y se lo considera el creador de pokemons como Lugia. Pero lo que nos concierne… él es responsable de que exista el Equipo Rocket.

Cuando yo lo supe… ya era muy tarde.

El 28 de octubre del 2010 sufrió de una hemorragia subaracnoidea que lo mandó en coma al hospital, un día después, murió.

 Al poco tiempo, comenzaron las notificaciones en las principales páginas, foros y blogs sobre pokemon. Recuerdo no haberle prestado atención hasta pasados unos días, e incluso cuando leí la noticia tampoco me fue demasiado trascendental… “Es triste, pero esas cosas pasan” me dije. Y nada cambió en mi vida, hasta una pequeña visita al tema en Bulbagarden. No recuerdo cuál fue mi expresión al enterarme que el hombre que había muerto era nada más ni nada menos que el creador de aquellos personajes que le habían dado un nuevo significado y sabor a mi vida, a los que en pro de mi fanatismo me hicieron conocer a gente fantástica y a los que hoy por hoy les dedico este pequeño espacio en la red… me sentí tan culpable; peor aún, cuando supe de la existencia de las traducciones de algunas de las entradas de su blog. Termine la lectura con lágrimas en los ojos y un enorme vacío en el corazón.

Para Shudo, el desarrollo de los personajes no sólo era parte de su trabajo, era casi como tener un hijo: se preocupaba de que tuvieran un correcto desarrollo… una razón de ser. Jessie, James y Meowth definitivamente fueron los hijos pródigos, mientras que Ash fue –a su pesar– concebido como un personaje plano y sencillo para poder ser fácil de entender, todo el potencial recayó en el trió, dándoles personalidades que los resaltaran del resto del elenco (no podemos hablar de personalidades 100% originales y menos a sabiendas de que su base se encuentra en la Pandilla Dorombo de quienes luego hablaré).

Su sueño era simple, hacer del TRio los verdaderos protagonistas de Pokemon e incluso darles el rol principal en la película de Pokemon 2000, pero por obvias razones los productores simplemente dijeron: No. Teniendo las manos parcialmente atadas, luchó por hacer de estos personajes un modelo con el que la gente se pudiese identificar, un símbolo de lucha y de constancia.

Con motivo del aniversario luctuoso y tal vez motivada por los festejos de días de muertos, me di a la labor de traducir las traducciones (?) que existen disponibles en inglés, esto porque mucha gente tiene lata con el idioma o porque simplemente le da flojera leerlas así. Con esto pretendo que la visión de este gran hombre sea conocida y expandida, porque en verdad tenía una gran filosofía de vida que se veía reflejada en su trabajo, además de conocer un poco más sobre la historia de la creación de la serie desde sus inicios y algunos datos bastante reveladores en torno al Pokeshipping que estoy segura decepcionará a muchos fanáticos de la pareja.

Y no, no soy tan BitchA como para robarme los créditos, de hecho yo quería traducir esto desde muchísimo antes y fui a pedir los permisos correspondientes a la autora de la página donde estaban colocados, pero como no me respondieron me dije: pero qué  diablos, ¡es una causa altruista! Los archivos para descarga directa estarán en la sección de Downloads, mientras que la versión en línea está disponible al final de esta entrada. Y quiero darles mil gracias a jessierocketka por la titánica labor de haberlo traducido directo del japonés, a Musashi (rocketgirl) por hacerlos accesibles en su página y a HacheBeh por haberme ayudado con la labor de pasarlo a español ya que con mi falta de tiempo libre no lo hubiera podido hacer sola. (Y bueh, pokemon pertenece a bla bla bla…, vendo mi alma a nintendo con el copyright bla bla bla).

Yo no creo ni el cielo ni el infierno, pero me gusta creer que el alma de Shudo está en el mundo pokemon y que ahora mismo se está consagrando como el más grande maestro pokemon de todos.

Entrada 1: Las bases de la serie

Entrada 2: Pokemon 2000 y las revelaciones del pokeshipping

Entrada 3: La razón de ser del TR

Entrada 4: La filosofía de Shudo

Filosofía

Filosofía de vida de cualquier miembro del equipo rocket.

  • La libertad vale más que todo el oro del mundo (o al menos más que una ostentosa  herencia.)
  • La 382372846376434628012910382038947765va vez es la vencida.
  • Persigue tus sueños aunque estos estén envueltos en pesadillas.
  • Confía en tus compañeros aunque sean tarados, puede salir algo bueno de ello.
  • La perseverancia lo es todo.
  • Roba, estafa y se sexy a la vez.
  • Si la montaña no se estrella con equipo rocket, el equipo rocket se estrella con la  montaña.
  • Cree en el poder del amor para amar el poder.
  • La vida es lo único no negociable que poseemos.
  • A falta de pan, el del vecino.
  • No por mucho madrugar se roba más tempano.
  • Calidad antes que cantidad, salvo que sea dinero.
  • Sonríe, mañana será peor.